.

.

13 de junio de 2012

Vainas de vainilla


Muchos de nuestros postres requieren utilizar vainilla, en el mercado podemos encontrarla en vainas, o en extracto.



La calidad de la vaina, la reconoceremos por su aroma, cuando más aromática mejor calidad. Otra forma de reconocer su buen estado y calidad es el aspecto húmedo al tacto, pero que al juntar varias vainas no se peguen unas a otras.

Si la vaina está seca o quebradiza, es que ha perdido su humedad y los resultados no serán tan óptimos.

Para conservarla en casa, mejor en un lugar seco y fresco, envuelta en papel encerado o en recipientes de cristal herméticos. También podemos ponerla en un recipiente cubiertas con azúcar, se conservan muy bien y además luego el azúcar nos va a quedar aromatizado para otras preparaciones. No guardar ni en el frigorífico ni congelar, ya que pierde todo su aroma y sabor.

Si necesitamos utilizar las semillas de la vainilla, sujetaremos un extremo de la vaina con una mano y con la otra sujetaremos un cuchillo pequeño y afilado, con cuidado de no traspasar la vaina, haremos un corte a lo largo de la vaina por el centro, se trata de abrirla no de cortarla.

Con la parte del cuchillo que no corta, rasparemos con cuidado las semillas del interior. Hay algunas que se quedaran pegadas, por lo que tendrás que insistir y presionar un poco más para extraerlas todas completamente. Las semillas de la vainilla es lo que contiene todo el sabor.


No tiréis la vaina, puede servir para picar, para aromatizar azúcar...

Algunas veces hemos de aromatizar líquidos, leche, chocolate, café, aceite... pondremos la vaina entera y luego la retiraremos o podemos ponerla con un corte central para que las semillas potencien más su aroma.

La vainilla la utilizaremos en la elaboración de bizcochos, postres cremosos, como flanes, natillas, yogurs, mermeladas, para aromatizar aceites de oliva, helados...

Sugerencias de recetas con vainilla:



5 comentarios:

  1. la calidad influje mucho en el sabopr de la vainilla y desde que se lo vi a Sonia aromatizo el azucar con las vainas,va de coña
    me voy
    petons

    ResponderEliminar
  2. En casa siempre tengo, no puedo vivir sin ella!!! Y Miquel tiene razón, es muy importante la calidad. Besos

    ResponderEliminar
  3. Interesante información, justo tengo en casa un par de vainas (son carísimas las jodías, casi 4 euros dos vainitas) pero me vienen genial sobre todo ahora para los helados de vainilla.

    ResponderEliminar
  4. Yayyayayayayya, lo habéis explicado genial, pero a mí me parece que uno de los grandes COÑAZOS de la cocina es limpiar las vainas de la vainilla, ufffffffffffffffff, no lo puedo soportar, me pasa igual que con la plancha :(((

    besossss

    ResponderEliminar
  5. No sabía que había que conservarán de esta forma, simplemente las dejaba en su envase hasta que las necesitaba!!Ahora podré darle más sabor a mis postres y mayor utilidad a la vaina, muchas gracias

    ResponderEliminar

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino